¿Qué es un entrenador personal?

Un entrenador personal es un profesional del fitness, cualificado en actividad física, que prescribe ejercicios, motiva y fija metas de forma individualizada, teniendo en cuenta las condiciones físicas y los objetivos de cada uno de sus clientes.

El éxito del entrenamiento personal se debe, principalmente, a los beneficios y satisfacción obtenidos por la atención personalizada a cada cliente.

Beneficios de tener un entrenamiento personal

El entrenamiento personal está orientado a poner a disposición del cliente toda la tecnología, recursos y tiempo que un profesional cualificado pueda ofrecerle, con la finalidad de alcanzar los mejores resultados en el menor tiempo, y de la forma más efectiva y segura. Este servicio busca la máxima eficiencia en los procesos, la máxima eficacia en los resultados y los mínimos riesgos en lo respectivo a la seguridad.

Si el asesoramiento físico se diseña y se sigue de la forma adecuada, se producirá una mejora la condición física de la persona, así como su capacidad cardiaca y respiratoria y su estado general de salud.

Eficacia

Son muchos los estudios científicos que han demostrado una mayor eficacia de esta opción deportiva con respecto al entrenamiento por libre.

La clave de esta eficacia reside en que el plan de entrenamiento está adaptado a las condiciones y objetivos de cada persona. Además, el asesoramiento del profesional deportivo ahorra una gran cantidad de tiempo invertido en ejercicios ineficaces, o practicados de la forma inadecuada.

Procedimiento

En primer lugar, el entrenador realizará a la persona que contrate su servicio un examen físico a partir del cual se configurará un programa de entrenamiento basado en el tiempo que disponga la persona que vaya a llevarlo a cabo, y los objetivos que quiera alcanzar. Algunos de ellos pueden ser la pérdida de peso, la definición y tonificación muscular, el mantenimiento, etcétera. El plan de entrenamiento irá variando en función de los progresos de la persona.